¿Piensas que si los días tuvieran más horas podrías hacer todo lo que tienes pendiente?

Quizás te encantaría aplicar las reflexiones y ejercicios que te propongo en mis artículos y en la guía para pasar de la teoría a la práctica en la PYME pero ¿no tienes tiempo? Es probable que creas que si tuvieras más tiempo harías más deporte, vivirías más relajado, leerías más, pasarías más tiempo con tus hijos, le dedicarías más tiempo a la gestión de los RRHH, a la labor comercial…

Familia, trabajo, blog/web, conferencias, cursos, leer, clases de inglés, ocio, descanso, gimnasio… Estas son algunas de las actividades que forman parte de mis días y ocupan mi tiempo (además de desplazamientos, comida, compra, ducha y otras tantas tareas rutinarias que como bien sabes ocupan gran parte tanto de mi día como del tuyo)

¿Quiéres saber cómo tengo tiempo para hacer todo lo que quiero?

Te voy a pedir que por favor pares un momento antes de seguir y hagas una lista con todas esas cosas que harías si tuvieras más tiempo.

No importa si son 5 cosas o 100, tómate 5 minutos y escribe todo lo que te salga referido a todos los ámbitos de tu vida (familia, trabajo, ocio, salud….)

¿Has terminado tu lista?

¿Ya no queda en tu mente nada que te gustaría hacer si pudieras?

¡Genial, continuemos!

Ahora seré clara con este punto…Te equivocas. Si tuvieras más tiempo lo seguirías gestionando tal y como lo haces ahora mismo y por tanto seguirías sintiendo y pensando que no tienes tiempo.

Imagínate a alguien que derrocha el dinero y no sabe gestionarlo acorde a sus necesidades ¿crees que darle más dinero solucionaría su problema? Está claro que no. Por esto mismo, tener más tiempo no es tu solución.

mujer en miniatura sin tiempo subida peleando en un reloj con las manillasLa falta de productividad y de prioridad son las causas de que sientas que no tienes tiempo.

 

Es posible que tu día y el uso de tu tiempo no sea productivo:

Lo sé…ahora mismo te echarás las manos a la cabeza y me dirás ¡Pero Silvia, si trabajo 10 horas diarias, estoy todo el día de reunión en reunión, respondiendo emails y llamadas y no paro ni un momento de hacer cosas! ¿Cómo no voy a ser productivo? ¡Es imposible hacer más! ¡Ojo a una gran diferencia!: no te pido que hagas más de nada, te pido que seas productivo, que utilices tu tiempo para lograr tus objetivos.

Te adelanto algunas claves de productividad que dada su importancia serán objeto de otros artículos: realismo a la hora de planificar, capacidad de concentración, 0 de procastinación, 100 de energía, motivación y descanso.

Por otra parte, la semana pasada te hablé de cómo dejar de apagar fuegos en la PYME y es que precisamente si este es tu caso ya sabrás que cuando apagas fuegos no tienes tiempo ni eres productivo. Además, se crea habitualmente una falsa sensación de productividad y esto te hace adicto a apagar fuegos y te mete en una espiral que te absorbe el tiempo: haces y haces, corres y corres, pero nunca llegas a otro lugar más que a tu propia frustración y desgaste.

 

El segundo motivo por el que no tienes tiempo es porque no estás priorizando adecuadamente:

Es probable que no estes priorizando porque no te hayas planteado las cuestiones adecuadas: ¿cuáles son tus objetivos? ¿para qué querrías más tiempo?

Te cuento mi ejemplo personal: llevaba meses con la intención de levantarme antes por las mañanas para poder tener más tiempo ¿resultado de dicha intención? 0 resultados en meses y meses. He conseguido hacerlo cuando me he respondido las siguientes cuestiones:

  1. ¿Para qué quiero más tiempo? Escribí una lista de ideas, tareas y actividades acorde a mi objetivos (yo ya los tenía muy claros, si en tu caso no tienes unos objetivos o no están suficientemente claros debes empezar por ahí. Puedes descargarte la guía para pasar de la teoría a la práctica que te ayudará a iniciar esta clarificación.)
  2. Cuantifica ¿Cuánto tiempo necesito para esas actividades? Marca tiempos a cada actividad y prioriza (del 1 al…) en caso de no disponer de suficiente tiempo para todas.
  3. Finalmente ¿Cuánto tiempo necesitas para esas tareas? (en mi caso, una hora).
  4. ¿En qué horario voy a sacar ese tiempo? (Yo ya había decidido que mi mejor momento era por las mañanas antes de iniciar la jornada laboral.)
  5. ¿Cómo vas a organizar ese tiempo? Escribe un planing detallado, de tal hora a tal hora esto, de tal a tal esto otro…

Ahora párate a pensar en tu caso ¿Puede que no estés dedicando tu tiempo a aquellas tareas que te ayudarían a conseguir tus objetivos? ¿O quizás en tu lista, la que te pedí hacer al inicio del artículo, hay cosas que no son hoy día y ahora mismo prioritarias para tus objetivos actuales?

Y por si mi ejemplo no ha sido suficiente, me gustaría destacarte una de las frases de STEVE JOBS: “Cuando decides construir algo tan grande como Apple tienes que renunciar a vivir otras vidas que te gustaría”. Bién, lo que te esta diciendo el Señor Jobs aquí es: lo siento mucho pero para lograr tus objetivos necesitas priorizar, no puedes llegar a todo, asúmelo y empieza ya. Entonces…

 Para tener la empresa y la vida con la que sueñas

¿Qué es prioritario de tu lista?

¿A qué estás dispuesto a renunciar para conseguirlo?

¿Ya lo tienes claro? ¿Lo has escrito? ¡Enhorabuena! Desde ahora mismo, puedes decir NO a todo lo que no sea prioritario y no te acerque a tu objetivo y comenzar a utilizar tu tiempo para lograr aquello que deseas.

 

Silvia López