Liderar una PYME o empresa familiar no es tarea fácil:

Hoy te pones el traje de negociar con el cliente, mañana el mono de trabajo, pasado el de director de RRHH y así sucesivamente no dejas de camuflarte día tras día volviéndote camaleónico y resolviendo asuntos importantes.

Sin embargo hay un traje que te pones demasiado y que aunque es irresistible no aporta tanto como te podría parecer: El de superhéroe o superheroina.

Lunes 8:30, llegas con tu día planificado para ponerte con todas esas tareas que hace semanas que has ido posponiendo. Tu determinación es clara:

“De hoy no pasa, hoy sí o sí me pongo ya con esto, es importante y no puedo dejarlo pasar más”

¿Qué ocurre entonces? Emails, llamadas, visitas, empiezas a recibir asuntos que requieren tu urgente y única respuesta, tiempo y atención.

Es entonces cuando casi sin casi pensarlo te pones tu traje de superhéroe o superheroína y te dispones a apagar todos los fuegos posibles.

Tu único objetivo es que vuelva la paz, que se rebaje el nivel de estrés, que el cliente tenga su respuesta y que se restablezca el orden establecido (si es que alguna vez lo hubo). Y Además, ¿por qué no decirlo? que te dejen ya un poquito en paz para poder respirar y pensar…

Una vez eliminados los villanos de turno, tienes la intención de volver a tu planing inicial, pero ya es demasiado tarde, consideras que ya no tienes tiempo suficiente o simplemente después del día que llevas, ya no te apetece o no tienes energía.

Un día más que ha pasado y que las circunstancias han decidido por ti. Frustración, cansancio y  estrés han sido tus frutos del día.

 

cuadro que dice hoy soy feliz porque quiero porque puedo y porque me da la gana¿Imaginas cómo sería hacer tu planing y poder cumplirlo ese día?¿Cómo sería si decides tú  y no la inercia y la urgencia del día a día?

Satisfacción, motivación y productividad serían los lemas que colgarías en tu despacho.

 

Lo sé, quizás te parece difícil o increíble, quizás esto te ha pasado tantas veces que ya no haces ni tu planificación. Puedes pensar que quizás es lo normal y que ese nuevo producto o servicio, esa idea que te ronda la cabeza, ese plan o asunto estratégico, quizás, no sean tan importantes.

No te engañes, no caigas en las trampas mentales que tu propio cerebro te pone: esas tareas son importantes, son estratégicas y en el fondo lo sabes.

¡Pero te preocupes! tiene solución. Solamente necesitas dejar de ponerte el traje de superhéroe y empezar a ponerte el traje de pensador y decisor estratégico.

¿Te has dado cuenta lo que hacen en las películas los superhéroes? Salen volando al mínimo llanto, queja o petición de ayuda.

Tú necesitas ser un líder no un superhéroe: Un líder con visión a largo plazo y con estrategia.

¿Por dónde empezar?

  • Primero recupera tus objetivos. Piénsalos, escribelos. No pases esto por alto, escribirlos es importante, otro día te hablaré acerca de cómo marcarte objetivos adecuadamente, de momento confía y escríbelos.
  • Segundo, recupera tu planning semanal, mensual y diario acorde con esos objetivos.
  • Y para poder llevarlo a la práctica, recupera tu capacidad de decisión: la próxima vez antes de volver a ponerte el traje piensa:
    • ¿Esto que me piden o que creo que debo hacer me acerca a mi objetivo?
    • ¿Cuál es la mejor utilidad de mi tiempo ahora mismo?
    • ¿En qué tarea aporto más valor a mi empresa? (¡ojo con la pregunta! No cuál te gusta más, cuál haces habitualmente, ni cuál esperan de ti los demás).

Cuando te respondas, se honesto contigo mismo y no caigas en excusas. Quizás piensas que tu empresa es única, que esto es algo característico de tu negocio, que necesitarías más gente, que no sabes en quién podrías delegar estas tareas. No tengas prisa, paso a paso, iremos abordando como resolver estos temas en otros artículos pero créeme, no eres único.

Serás único si lideras, solo así marcarás la diferencia y crecerás.

 A veces es muy gratificante ser superhéroe pero tu empresa necesita un líder.

¿Sabes ese amigo del superhéroe que tiene visión, experiencia y sabiduría y siempre aconseja al héroe desde la sombra? Necesitas y puedes ser él, solo así podrás convertirte en el líder que tu empresa necesita.

Si quieres empezar a ser un lider sucríbete a mi newsletter y descarga gratuitamente la guía que te enseña a pasar de la teoría a la práctica.

¡Ánimo, ponte a liderar!

 

Silvia López

¡Gracias por haber llegado hasta el final! Si te ha gustado ¡Compárte!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone