Bienvenido al episodio 8 de “El consultorio de Silvia”, respondo a tus preguntas sobre RRHH, talento, desarrollo personal y profesional.

Esta es la pregunta de esta semana:

Hola Silvia:
En caso de que un empleado pierda a un ser querido (muerte o separación) y este descentrado/destrozado, cómo hacer que vuelva a centrarse en su trabajo y no parecer mala persona al exigirle resultado.

 

Silvia responde:

Bueno ante una situación tan delicada como la que planteas las prisas no son buenas compañeras. La cuestión sería más que parecer buena o mala persona conseguir tu objetivo ¿Verdad? Pues te voy a explicar el camino para que la persona rinda cuanto antes al 100%.

Lo primero debemos diferenciar, estar descentrado es una cosa, es más ninguno estamos centrados el 100% del tiempo, es imposible, y otra cosa muy diferente es estar destrozado, hay que valorar la situación y distinguir.

Si quieres que tu gente este implicada y motivada, es en los malos momentos cuando hay que demostrar que te preocupas por ellos y esto significa que no debes precipitarte ansiando esos resultados, sino que debes aceptar la situación.

Sé que ahora mismo estarás pensando que ese bajo desempeño se está notando y que es negativo para la empresa, entiendo que me planteas tu pregunta para encontrar una solución, pero desde mi conocimiento como psicóloga y siendo coherente con mis valores debo decirte que no, no es ese el momento de exigir resultados, sino el momento de aceptar, apoyar y comprender.

Si gestionas con aceptación y comprensión una situación de este tipo, tus empleados lo valorarán y esto repercutirá en su satisfacción y compromiso a largo plazo.

Al sentirse arropados y comprendidos estarán tranquilos y se sentirán protegidos en su puesto de trabajo sabiendo que se comprende su situación, por lo tanto su estado emocional será mejor (dentro de la situación de duelo) y en consecuencia harán un mejor trabajo (aunque no rindan al mismo nivel quizás).

Si por el contrario añades presión extra cuando las emociones ya están a flor de piel, estarás echando más piedras sobre su tejado, sobre alguien que ya esta soportando unos cuantos kilos encima, no, no es buena idea. Sentirá que la empresa no se preocupa por el, que es “inhumana” por no comprender una situación así y esto generará ira, enfado, tristeza y creeme que esas emociones no facilitan para nada la productividad de las personas, ni que decir la satisfacción y la motivación…

No hay recetas mágicas cuando hablamos de emociones, habría que ir al caso particular, pero intentaré darte unas ideas generales de lo que sí podrías hacer:

  • Transmitir directamente a la persona y de forma transparente comprensión y tranquilidad, decirle que entendemos que pase un tiempo en el que no esté al 100% (no sé si serán unos días o unos meses, tendrás qué valorar cuál es la dimensión de la perdida en cada caso)
  • En los días más cercanos a la pérdida facilitar sus gestiones personales comunicándole los días oficiales de permiso de los que dispone y otras facilidades como la flexibilidad horaria o posiblidad de teletrabajar durante unos días si es necesario y posible para su puesto de trabajo.
  • Una vez que la persona se reincorpore a su puesto, preocuparse por su estado e ir exigiendo poco a poco. Hablamos de aplicar el sentido común y en la medida de lo posible evitar situaciones muy estresantes o tareas que le demanden demasiado, si se ve desbordado por la situación, entonces sí que bajara el rendimiento aún más y la motivación.

Sé que esto te resultará paradójico pero actuar así conseguirá que rinda al 100% muchísimo antes que con presión, es así, somos seres emocionales y cada momento necesite un tratamiento idóneo.

Busca restablecer el equilibrio emocional:

Nuestras habilidades dependen en gran medida de nuestro estado emocional, por ello lo mejor es tomar todo tipo de medidas que faciliten que se restablezca ese equilibrio emocional.

Si lo que hacemos es generar más estrés y presión en una situación que ya produce desequilibros emocionales de forma natural, no estaremos ayudando a mejorar su rendimiento sino lo contrario.

Lo natural es que pasado este periodo de readaptación al puesto y vuelta del equilibro y las rutinas a su vida, el desempeño vuelva a ser el habitual, si detectamos que no es así es probable que la persona necesite apoyo psicológico para superar la situación.

 

Es posible que un mal comportamiento en una situación tan delicada como esta haga que tus empleados pierdan el compromiso con la empresa para siempre.

 

 

Mesa de madera con una pila de revistas, cafe y una planta con floresY hasta aquí el consultorio de hoy, recuerda que en esta sección no pretendo dar lecciones a nadie ni estar en posesión de la verdad absoluta (que por cierto no creo que exista), simplemente compartimos opiniones, tú preguntas y yo respondo, sin más trascendencia.

 

Mujer con un auricular diciendo how can i help you?¿Tienes una pregunta?

CUÉNTAMELA AQUÍ, entre tú y yo, es totalmente anónima

 

¡Nos vemos el próximo jueves  a las 16:00 con un nuevo episodio!