Bienvenido al segundo episodio de “El consultorio de Silvia”, respondo a tus preguntas sobre RRHH, talento, desarrollo personal y profesional.

A partir de este episodio podrás escuchar mi respuesta a la pregunta de la semana. Soy muy consciente de que el sonido tiene mucho que mejorar pero te prometo que va ir a mejor, estoy aprendiendo “despacito, suave, suavecito”. Sin embargo he querido sacarlo ya para predicar con el ejemplo, como te voy a explicar no hay que buscar la perfección, así que me lo aplico y aquí te lanzo el episodio en formato audio 🙂

 

Esta es la pregunta de esta semana:

Hola Silvia:
“Mi pregunta es: Comienzo en una empresa después de 8 meses de desempleada. Necesito confiar más en mí, que lo voy a hacer genial…. ¿Qué me puede ayudar? Muchas gracias”

 

Silvia responde:

Querida lectora,

Seré clara y directa, tú eres la única que te puede ayudar. “Que lo voy a hacer genial” me dices, pues dítelo más y mejor, igual que me lo acabas de decir a mi, grítalo en tu casa en voz alta hasta que te lo creas ¡Voy a hacerlo genial! (Este tipo de ejercicios que parecen absurdos en algunos casos funcionan, prueba si te apetece).

Creer en uno mismo es un acto de determinación y confianza ciega (llámalo fe si quieres),  creerás en ti cuando sepas que eres capaz  de lo que quieras al margen de tus circunstancias.

Si quieres creer en ti debes tomar hoy mismo una decisión: La decisión de creer en ti al margen de las circunstancias.

Creer en ti cuando todo va bien es bastante fácil pero no es creer es simplemente ver. Necesitas ir  un poco mas allá de si las cosas te salen bien o mal y cultivar la total confianza en ti, esto significa que:

  1. Das lo mejor de ti en cada momento (traducción para superexigentes: lo mejor de ti no es el 100% o 200% de ti siempre, a veces lo será y otras no. Lo mejor de ti es lo mejor que lo puedes, sabes y quieres hacer en cada momento).
  2. Asumes que no eres perfecta y no te machacas a ti misma. “soy un desastre” (sustituye por cualquier adjetivo negativo que te digas), “bueno a ver qué tal…”, “no sé yo si sabré hacer esto” “si es que ya sabia yo que esto se me da fatal” etc. ¿Te suenan de algo estas vocecillas? Cierrales la bocaza ¿Cómo hacerlo? es práctica, no tiene más secreto, para comenzar practica la atención consciente para “pillarte” cada vez que lo haces, darte cuenta es el primer paso pero es el paso definitivo con el que podrás cambiar tu dialogo interno.
  3. Vives de acuerdo a tus decisiones y eres coherente con ellas. No hay nada que lastime más tu autoestima que decir que vas a hacer algo y no hacerlo. Cuando decidas hacer algo comprométete contigo misma y hazlo, déjate de mañana empiezo a leer, mañana empiezo la dieta, mañana empiezo a quererme más…Déjate de tener 1000 millones de buenas intenciones al día que no cumples. Pasa de la intención a la acción, escoge una sola acción y llévala a cabo sí o sí (Y vuelve a leer el punto 2 antes de arremangarte, no quieras hacerlo perfecto, hazlo y punto).
Aprender de todo y en todo momento mejora tu autoestima
No busques ser perfecta, no te fijes objetivos fantasiosos, no quieras ser superwoman, simplemente cree en tu capacidad de liderar tu vida, de crecer y aprender cada día a ser mejor y dar lo mejor de ti al mundo.

Mesa de madera con una pila de revistas, cafe y una planta con floresY hasta aquí el consultorio de hoy, recuerda que en esta sección no pretendo dar lecciones a nadie ni estar en posesión de la verdad absoluta (que por cierto no creo que exista), simplemente compartimos opiniones, tú preguntas y yo respondo, sin más trascendencia.

 

Mujer con un auricular diciendo how can i help you?¿Tienes una pregunta?

CUÉNTAMELA AQUÍ, entre tú y yo, es totalmente anónima

 

¡Nos vemos el próximo jueves  a las 16:00 con un nuevo episodio!