Bienvenido al episodio 10 de “El consultorio de Silvia”, respondo a tus preguntas sobre RRHH, talento, desarrollo personal y profesional.

Esta es la pregunta de esta semana:

Hola Silvia:
¿Qué puedo hacer para equilibrar mis horas de trabajo con la vida familiar? Siento que a veces la dedicación no es la adecuada y me hace sentir culpable.

 

Silvia responde:

Cuando hablamos de equilibrio y de gestión de nuestro tiempo hay que entender que no hay una respuesta correcta y otra equivocada, esto es una cuestion de prioridades personales, analiza las tuyas:

  • ¿Sientes que esta dedicación horaria a tu trabajo no es la adecuada para ti? ¿O sientes que no es la adecuada para tu familia? Esa es mi primera invitación a reflexionar, no te guíes por los demás sino por lo que tu quieres, por el estilo de vida que tú quieres llevar y las horas que quieres invertir en cada una de las partes de tu vida.
  • ¿Qué tipo de vida y de trabajo quieres tener?
  • ¿A qué nivel estas satisfecho con tu trabajo? ¿Cómo de importante de 1 a 5 es para ti tu trabajo? ¿Cuántas horas le dedicas a la semana?
  • ¿A qué nivel de 1 a 10 estás satisfecho con tu vida familiar y personas? ¿Cómo de importante de 1 a 5 es para ti tu familia? ¿Cuántas horas le dedicas a la semana?

Si te planteas estas cuestiones seguramente salga información nueva en ti o información que intuías pero hasta ahora no veías tan clara, dos pistas:

  • Si hay aspectos muy importantes a los que dedicas poco tiempo ¿A qué estas dispuesto a renunciar para dedicar más horas a ese aspecto tan importante?
  • Si hay aspectos poco importantes a los que dedicas mucho tiempo ¿Para qué lo estás haciendo?

Si descubres que sí que estás dedicando demasiado tiempo al trabajo, habría que valorar qué factores te están haciendo dedicar tiempo en exceso a tu trabajo, algunas de estas causas pueden ser:

  • Horarios maratonianos
  • Cultura del presencialismo
  • Falta de productividad por distracciones e interrumpciones constantes que no facilitan la concentración
  • No priorizar
  • No saber organizarse óptimamente
  • No saber delegar
  • No saber decir que no
  • Perfeccionismo y autoexigencia
  • Mala gestión de reuniones

Puntúa por orden cuáles de estas causas te estan influyendo más, coge las dos más importantes y ponles remedio ya ¿Qué podrías hacer ya mismo de forma diferente para que ese factor no te afectara negativamente?

 

Supongamos que cada mañana te encuentras 1440 euros. Puedes regalarlos, divertirte con ellos, o quemarlos. Pero los que no uses al final del día desaparecerán.

¿Qué harias?

.

.

.

.

.

.

 

Así funciona cada día,  la diferencia es que lo que te encuentras cada mañana no son 1440 euros, son 1440 minutos. Piensa bien lo que vas a hacer con ellos.

Prioriza, decide y actúa en consecuencia.

Mesa de madera con una pila de revistas, cafe y una planta con floresY hasta aquí el consultorio de hoy, recuerda que en esta sección no pretendo dar lecciones a nadie ni estar en posesión de la verdad absoluta (que por cierto no creo que exista), simplemente compartimos opiniones, tú preguntas y yo respondo, sin más trascendencia.

 

Mujer con un auricular diciendo how can i help you?¿Tienes una pregunta?

CUÉNTAMELA AQUÍ, entre tú y yo, es totalmente anónima

 

¡Nos vemos el próximo jueves  a las 16:00 con un nuevo episodio!