Cuando reflexiono sobre ciertos temas a veces tengo la sensación de que el mundo se divide en dos tipos de personas: los que …. y los que…. Esto me pasa con el aprendizaje, parece que algunas personas han decidido aprender de todo y de todos y otras personas se anclan al suelo inmoviles cada día. La vida es un aprendizaje continuo y la empresa también lo debe ser. La única vía para que tu empresa crezca, innove y sea competente…